El ser humano, creador de ondas de forma

El cerebro humano es un órgano capital, potente ordenador, del que no utilizamos más que una décima parte de las células para tomar consciencia de las cosas y del mundo en el que nos desenvolvemos. Podríamos por otra parte preguntarnos